Musaka con Pollo

  • Musaka

  • Musaka con Patatas

  • Musaka con Verduras

  • Musaka con Atún

  • Musaka con Pollo


  • "Musaka con Pollo"

    Receta de Musaka con Pollo


    Aquí tenéis otra variante de la receta original de musaka, esta vez se cambia la carne de cordero por carne de pollo. Es una receta interesante para todos los que quieran comer una musaka con otro tipo de carne.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de pechuga de pollo picada
    - Dos berenjenas grandes
    - Dos tomates grandes maduros
    - Un par de dientes de ajo
    - Una cebolla grande
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta negra
    - Canela molida
    - Bechamel





    Preparación:

    Si te decides a preparar esta rica musaka de pollo aquí te mostramos los pasos a seguir para prepararla lo más fácilmente posible. Comenzaremos cortando en rodajas las berenjenas, que habremos lavado previamente. Si vas usar una fuente grande, tal vez necesites alguna berenjena de más. Córtalas en rodajas de un centímetro aproximadamente, ponlas sobre unas servilletas y échales sal por encima. Al acabar pelamos y picamos la cebolla en trozos no demasiado grandes. Los ajos los pelamos y laminamos. Y la carne de pollo picada vamos a salpimentarla. Y pasamos ya a la preparación de estos ingredientes.

    En una sartén amplia echamos un poco de aceite de oliva virgen y ponemos a fuego suave, para dorar los ajos y la cebolla, con un poco de sal. Cuando la cebolla esté doradita por todos lados, añadimos los tomates lavados y troceados, y vamos a cocinarlos bien unos 10-15 minutos para que se vaya consumiendo el agua que tienen y se espese la salsa. Después echamos la carne de pollo picada, y vamos a hacerla a fuego medio durante unos 5-6 minutos, removiendo para que se haga por todos lados. Añade junto al pollo un poco de canela molida.

    Mientras se va cocinando el pollo y el tomate, vamos a coger otra sartén con un poco de aceite de oliva y vamos a pasar las rodajas de berenjenas por las dos caras, hasta que se frían suavemente y se doren un poco, además de ablandarse. Una vez estén levemente fritas las ponemos a escurrir el aceite sobre servilletas de papel, que lo absorberán. Si tienes pensado usar una bechamel hecha casera, es el momento de prepararla, para dejarla lista con los demás componentes de la musaka.


    Al acabar de hacer todos estos pasos, ya sólo quedaría montar la musaka sobre la fuente que vayamos a usar, que debe ser apta para horno. Encendemos también el horno a 180ºC, para que se precaliente mientras montamos la musaka. Ponemos primero una capa de berenjenas fritas, montando una base sin huecos. Sobre esa base vertemos parte de la salsa de tomate con carne, y sobre la misma volvemos a colocar otra tanda de rodajas de berenjenas, y otra de carne. Así hasta acabar con una capa final de bechamel. Metemos la bandeja con la musaka de pollo en el horno y la horneamos entre 25 y 30 minutos. Al acabar debe quedar doradita por fuera y bien hecha por fuera, y sólo quedaría apartar en caliente.