Musaka con Patatas

  • Musaka

  • Musaka con Patatas

  • Musaka con Verduras

  • Musaka con Atún

  • Musaka con Pollo


  • "Musaka con Patatas"

    Receta de Musaka con Patatas


    Esta variante de musaka se completa con patatas entre sus ingredientes, creando un plato con más consistencia y con otra textura. Si os gusta la receta tradicional, os recomendamos probar esta musaka con patatas, es una de las mejores opciones.

    Ingredientes:

    - Berenjenas, tres grandes
    - Cebolla, una grande
    - Patatas, 2-3 grandes
    - Tomates maduros, medio kilo
    - Carne picada, 500 gramos
    - Sal
    - Pimienta negra
    - Canela molida
    - Aceite de oliva virgen
    - Bechamel




    Preparación:

    Vamos a comenzar lavando bien las berenjenas y a cortarlas en rodajas más bien gruesas, de un centímetro más o menos de grosor. Déjales la piel, no es necesario quitarla. Una vez las tengas todas cortadas, échales sal y ponlas sobre servilletas de papel para que absorban el jugo que suelten. Después lava bien las patatas, pélalas y córtalas en rodajas de un tamaño similar a las berenjenas, sazónalas y resérvalas para después.

    Usaremos una sartén amplia con aceite de oliva virgen para freír un poco las berenjenas por ambas caras, hasta que tomen un tono dorado y se ablanden un poco. No agregues demasiado aceite de oliva, lo justo para que se frían levemente. Coloca las berenjenas fritas sobre papel absorbente para que pierdan el aceite sobrante. Al acabar haz lo mismo con las patatas, para que queden doraditas y un poco blandas, y apártalas.

    Ahora vamos a freír la cebolla en la sartén, para lo que la picaremos quitándole la capa exterior. Añade sal para que se poche bien y cuando se haya puesto blandita, añadimos los tomates, que habremos lavado y picado, y vamos a cocinar junto a un poco de de canela molida. Deja a fuego suave unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que se haga bien el tomate.

    Pasado ese tiempo añadimos la carne picada salpimentada, que puede ser de cordero o ternera, la que más os guste. Ponemos entonces a fuego medio y dejamos que la carne se vaya haciendo bien por todos lados, lo que nos llevará sobre 15 minutos aproximadamente. Mientras tanto, si vas a preparar la bechamel casera, es buen momento para ir haciéndola, para tenerla lista al acabar.


    Ponemos el horno a precalentar a 180ºC, y comenzamos a montar la musaka sobre una fuente apta para el horno y del tamaño adecuado. Primero colocaremos una base formada por rodajas de patatas, haciendo que quede bien cubierta con las mismas y no queden huecos. Sobre esa base de berenjenas echaremos una capa de la mezcla de tomate y carne picada una vez esté bien cocinada, repartiéndola bien por toda la fuente. Después repetiremos con una buena capa de berenjenas y otra capa de carne, y repitiendo con estos dos últimos ingredientes hasta acabar.

    La última capa que haremos en nuestra musaka será una buena capa de bechamel, que cubra bien la capa anterior de carne, y una vez que tengamos el horno a 180ºC vamos a meter y hornear unos 30-35 minutos a esa temperatura, para que termine de hacerse bien la musaka. Una vez pase este tiempo, deja que repose unos minutos y sírvela siempre en caliente, ya verás que rica te queda esta musaka con patatas.